Seleccionar página

Cuando los niños llegan a los dos años, hasta los tres, se consideran pequeños reyes y aunque los queramos con tal magnitud, hay que ponerles ciertos límites. Y es que a medida que adquieren autonomía, creen que tienen la capacidad de hacer todo y que su voluntad es ley.

De allí que en esa etapa nazca la rebeldía como signo de protesta ante lo que creen son cuestionamientos a su preciado yo. Ahora, esta en los padres controlar esto y no dejar que se desborde la situación.

Qué hacer

Trata de conversar siempre con él por ejemplo si vas a darle una orden puedes intentar negociar antes.

 Cuando haga una buena conducta, busca aspectos que le sirvan como refuerzo, por ejemplo un elogio.

Que no hacer

No abuses del castigo, pues podría perder su efecto.

No pierdas tu posición de adulto, nunca pierdas la paciencia y el control.

No le digas “no” a algo y termines cediendo. Piensa bien antes de decirle que no a algo y mantenlo hasta el final.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información

Calle La Niña, 1 Murcia (España)

equipo@profesordedibujotecnico-murcia.top