Seleccionar página

De repente ves a tu pequeño jugar y al siguiente instante se desploma, esto por supuesto que preocupa pero es más común de lo que podrías imaginar. Los desmayos en los niños suelen ser consecuencia de alteraciones en el flujo de sangre al cerebro.

Entre las causas más comunes de un desmayo en niños de 2 a 3 años, está  el calor excesivo, los movimientos bruscos, el exceso de factores estresantes, episodios de demasiada presión psicológica.

Aunque también pueden presentarse desmayos en los niños como consecuencia de problemas de salud hormonales o de glucemia, que deben ser tratados por especialistas.

¿Qué hacer?

Fomenta el descanso suficiente y apropiado, así como también mantén una regularidad en la alimentación, dándole de comer al niño siempre antes de salir de casa en las mañanas.

Evita los factores que pueden propiciar los desmayos, como temperaturas altas, sitios calurosos sin ventilación y cerrados, o situaciones demasiado impresionantes.

¿Qué no hacer?

No dejes que el niño pase demasiado tiempo sin hidratarse.

Ante el desmayo e inconciencia de tu niño o algún menor no debemos caer en el pánico, esto te llevaría a realizar maniobras que podrían ser dañinas o peligrosas. Mantén la calma y mientras vigilas al niño pide ayuda.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información

Calle La Niña, 1 Murcia (España)

equipo@profesordedibujotecnico-murcia.top