Seleccionar página

Todos tenemos reglas en casa que ayudan a la convivencia y forman parte de nuestra forma de vida. Es importante dedicar parte de nuestro tiempo en pensar cuáles son las normas del hogar incluyendo a todos los integrantes de la familia y en cómo se las expresaremos a los más pequeños de la casa.

Las reglas o normas son necesarias porque ayudan a: poner límites, socializar, sentirse seguros y otras actitudes esenciales para el mejor desarrollo de nuestro niño.

¿Qué hacer?

Las normas deben ser claras y concisas. Por ejemplo: No se le debe abrir la puerta a desconocidos.

Las normas deben ser conocidas y aceptadas por todos los integrantes de la familia sin olvidar que son los padres quien las aprueban o no definitivamente.

¿Qué no hacer?

Evita hacer excepciones a las normas o cambiarlas dependiendo de tu humor. Las normas deben ser constantes y si existe la posibilidad de alguna irregularidad dejarla muy claro, por ejemplo, una norma de la casa es que durante la hora de la comida no se habla por teléfono, pero hoy es una excepción porque tu madre tiene una situación urgente en el trabajo de la que debe estar pendiente.

No dejes que las normas las ponga tu hijo, él debe participar y/o hacer sugerencias y le debes intentar explicar el por qué de ellas, pero finalmente son los padres los que mandan en casa.

Únete al proyecto

Únete a cambiar el mundo

Acepto la política de privacidad

¿Estás embarazada? 🤰💕

Síguenos en las redes

Mas información

Calle La Niña, 1 Murcia (España)

equipo@profesordedibujotecnico-murcia.top